T-MEC, flexible en reglas de origen

T-MEC, flexible en reglas de origen

Por Roberto Morales | El Economista

La industria automotriz tendrá un periodo de flexibilidad para poder cumplir con los trámites requeridos en las nuevas reglas de origen del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

No se trata de que a todo el sector se le posponga la entrada en vigor de los nuevos requisitos de contenido de valor regional para tener derecho a gozar de las ventajas arancelarias, como lo habían pedido las industrias armadoras y de autopartes a los gobiernos de los tres países.

Más bien, todas las reglas de origen automotriz entrarán en vigor a partir del 1 de julio y las empresas contarán con cierto periodo de flexibilidad para demostrar administrativamente que cumplen con la documentación necesaria.

Matt Blunt, presidente de American Automotive Policy Council, afirmó el fin de semana en un evento organizado por la Asociación Mundial de Comercio Internacional, que las regulaciones uniformes ofrecen a las compañías automotrices un período de transición entre el 1 de julio y el final del año, como lo habían solicitado las empresas, para que la industria automotriz pueda ordenar toda su documentación.

“La forma en la que la industria automotriz estima el cumplimiento de la regla de origen lleva más procesos y metodologías que se cumplen utilizando periodos y líneas de producción, no es vehículo por vehículo. Aquí sí se les va a requerir, pero las empresas van a tener tiempo para poder cumplir con esos nuevos requisitos y demostrar administrativamente que cuentan con la documentación para poder demostrar que han cumplido con el nuevo contenido regional”, dijo Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía.

Si bien sectorialmente no habrá cambios en la entrada en vigor de las reglas de origen, algunas empresas podrán obtener plazos más largos para el arranque de la vigencia de las nuevas disposiciones, a través de los Regímenes Alternativos de Transición (RAT).

“Las empresas van ponderando cómo utilizan la metodología del acuerdo para poder cumplir con el mismo; pero yo estoy segura de que no van a tener ningún problema. Ha sido complicada la negociación con Estados Unidos, pero creo que vamos bien y, al final del día, vamos a tener buenas reglas que sí le van a servir a la industria”, añadió De la Mora. La funcionaria expuso que el 1 de julio, cuando las empresas conozcan formalmente las nuevas regulaciones uniformes (facilitan la interpretación del T-MEC), van a tener tiempo para poder hacer los cambios administrativos que necesiten y pedir la documentación necesaria a sus proveedores para poder cumplir.

Fuente e información completa: El Economista

ASESORÍA EN COMERCIO EXTERIOR & LOGÍSTICA INTERNACIONAL

Grupo Beristain

Escríbenos: info@beristain.com

Informes y cotizaciones: Ingresa aquí 

Entradas relacionadas

Dejar un comentario