Pedirán que actividad textil tenga beneficios en comercio exterior

Pedirán que actividad textil tenga beneficios en comercio exterior

Por Jesús Vázquez | El Economista

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) de Chetumal, Eloy Quintal, informó que elaboran una petición para que el gobierno federal incluya el ramo textil dentro de las actividades que podrán gozar de los beneficios del decreto de zona fronteriza, en materia de comercio exterior, que está previsto que finalice al cierre del 2019.

“Si logramos incluir en el decreto de región fronteriza a los productos de la cadena productiva que conforman el ramo textil, que son desde las máquinas, fibras, hilos, tejidos, tintes, fortaleceremos a esta industria manufacturera generadora de empleos, con lo cual abrimos y consolidamos una alternativa económica más para la decaída zona sur del estado”, aseguró.

El presidente local de la Canaco Servytur explicó que se gestionará ante las autoridades de la Secretaría de Economía que se incluyan dentro de los productos a importar con aranceles que van de cero a 5 por ciento.

“Con esta medida se beneficiaría a la naciente industria textilera de la zona sur de Quintana Roo, que está en proceso de unificación y conformación, por lo que estos estímulos fiscales le permitirían competir en el mercado.”, dijo.

El decreto fenece a fines de año, pero las negociaciones con las autoridades federales iniciarán en próximos días con el fin de que se amplíe por el tiempo necesario para fortalecer actividades comerciales en la capital del estado y se pueda complementar con la zona libre que el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió para 2020 en Chetumal.

Quintal Jiménez añadió que el régimen fronterizo aplica únicamente a actividades de comercio exterior, es decir, la compra de artículos procedentes del extranjero con tasas arancelarias preferenciales, por lo que no debe confundirse con la zona libre anunciada por López Obrador para la frontera norte y hasta 2020 para la frontera sur entre Chetumal con Belice, la cual consiste en una tasa de 8% en el Impuesto al Valor Agregado y una reducción de a 20% en el Impuesto Sobre la Renta.

El decreto de zona fronteriza data de hace más de 10 años para las fronteras norte y sur del país y sólo permite la importación de más de 1,000 artículos con tasas arancelarias preferenciales de entre el 0 y 5%, refirió.

ANTECEDENTE

La última renovación del régimen fronterizo se dio en octubre de 2013, con un decreto firmado por Enrique Peña Nieto que avaló las 1,726 fracciones arancelarias que ya estaban incluidas. Esto se tradujo en un beneficio para la importación de más de 2,000 productos, de los cuales 1,494 se importan con tasa cero y el resto con tasa preferencial de 5 por ciento.

El decreto comprende a los estados de Baja California, Baja California Sur, Quintana Roo y la región parcial de Sonora; la franja sur colindante con Guatemala, y los territorios de Comitán de Domínguez, Chiapas; Salina Cruz, Oaxaca, y Tenosique, Tabasco.

Fuente: El Economista

Notas Relacionadas

Leave a comment