Logística Digital: el futuro del sector post pandemia

Logística Digital: el futuro del sector post pandemia

Por Fernando Cattanio | El Cronista

La logística es una de las industrias más tradicionales del país. Los grandes jugadores tienen presencia en el mercado hace muchos años y las barreras de entrada suelen ser altas, principalmente por los complejos procesos que conlleva su operatoria, el desafío de la capilaridad en una geografía tanto única como extensa y con accesos inhóspitos, los diversos perfiles de especialistas que tienen que unirse a la matriz de la empresa para aportar su conocimiento y un mundo exterior que avanza en todas las áreas a gran velocidad.

En este contexto, se suele pensar que el futuro del sector está casi exclusivamente vinculado al e-commerce, pero ¿es esto realmente así? ¿qué pasa con los modelos robustos de las compañías que además de prestar servicios a comercios online, siguen haciéndolo para el ámbito de la salud (con todas sus especificaciones), los productos financieros y el bien conocido correo postal? Sabemos que estos servicios no dejarán de prestarse, pero que sí requerirán, como todo, de una actualización.

Y esto la logística lo sabe bien. Mira de reojo a otras industrias y las ve adaptarse continuamente. Hasta ahora, ha dado un gran paso prestando servicios para e-commerce, lo que la fuerza a actualizarse rápidamente. Pero sucedió algo que nadie esperaba y que transformará a la industria para siempre: la llegada del coronavirus y su impacto en el volumen de negocios y en la salud de las personas, por seleccionar solo dos consecuencias.

El coronavirus es el encargado de señalarnos que todavía se puede hacer más para eficientizar los procesos y toda la operatoria logística, poniendo como centro el cuidado y prevención de la salud de las personas y en base a eso, el diseño de nuevas dinámicas que permitan cumplir con las expectativas de nuestros clientes y de la industria entera.

Ahora bien, ¿cómo puede suceder esto? Principalmente creando nuevos procesos y herramientas de trabajo que se basen en el uso aún más intensivo de la tecnología, permitiendo que la digitalización atraviese todas nuestras áreas de trabajo.

Un ejemplo de esto es la activación de los protocolos de prevención de COVID19, que hizo necesario reorganizar los equipos de trabajo en células, generando información a través de medios digitales para que permitan la trazabilidad de las personas.

También la medición y el ajuste permanente de las capacidades de las herramientas y de los elementos logísticos, que se aplican a varias etapas de la operatoria, como es el caso de las cintas transportadoras, bines y pallets de distribución.

Por otra parte, el escenario actual obligó a rediseñar nuevas modalidades de entrega de paquetes a través de la utilización de aplicaciones en celulares, que permiten reemplazar el esquema de firma física para que el cliente y el transportista interactúen lo menos posible al momento de recibir su entrega.

En resumen, en un contexto con volúmenes fluctuantes y fuertes picos de procesamiento, la digitalización es clave para poder administrar esta imprevisibilidad.

Todos estos cambios que debimos implementar con urgencia hoy para hacerle frente a las exigencias que originó el COVID-19, son también necesarios para responder a los desafíos que iba a tener la logística en los próximos meses y años. Cambios que eventualmente permitiría la digitalización, pero que se vieron acelerados enormemente. Por eso, debemos mirar a la tecnología como una aliada que nos transforma positivamente, que nos abre nuevas posibilidades para ofrecer productos y servicios mejores y que a su vez nos permite brindarles un contexto más seguro e interesante a nuestros colaboradores. La Logística Digital, es el futuro del sector.

Fuente: El Cronista

ASESORÍA EN COMERCIO EXTERIOR & LOGÍSTICA INTERNACIONAL

Grupo Beristain

Escríbenos: info@beristain.com

Informes y cotizaciones: Ingresa aquí 

Notas Relacionadas

Leave a comment