La era de los robots en el comercio exterior

Por  Octavio de la Torre | T21

La era de los robots en el comercio exterior

Cerca del 50% de los empleos tanto en México como en Estados Unidos desaparecerán por la automatización en las próximas dos décadas cuando se haya consolidado el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), impactando a la mano de obra de la industria manufacturera y profesiones en diversos sectores como empleos de logística y relacionados con aduanas.

El futuro del comercio mundial y los negocios será a través del Internet donde profesionistas involucrados en dichos procesos serán sustituidos por funciones basadas en algoritmos.


En este sentido se estima que para el 2021 las ventas online crecerán al menos 17%, convirtiendo a México en uno de los mercados líder en e-commerce en América Latina, mientras a nivel global se espera que para las próximas décadas el 95% del comercio se realice por Internet, lo cual nos invita a reflexionar sobre cómo podrá ser el mercado laboral en un mundo donde las nuevas tecnologías están siendo los instrumentos para comerciar.


La tendencia mundial es que las empresas involucradas en el comercio electrónico están cada vez más incorporando la automatización en sus procesos y con ello el desplazamiento de trabajadores que tenían cabida en el comercio tradicional, lo que posiblemente transforme la mano de obra intensiva en una de mayor especialización.

LA AUTOMATIZACIÓN ESTÁ MÁS CERCA QUE NUNCA 


La automatización de las ocupaciones es una tendencia que se ha observado en las últimas décadas, con robots tomando las tareas rutinarias de la mayoría de los operarios en la producción de diversas industrias, como la automotriz y la aeroespacial.


Cada vez son más avanzadas las tecnologías que serán capaz de realizar un alcance más amplio de tareas manuales no rutinarias en diversos sectores, tales como en el comercio exterior. Un ejemplo de esto es China que ya ha incorporado un robot en Aduanas para las tareas de inspección de personas y de mercancías en el cual ha demostrado muchas ventajas, entre ellas, ser anti-corruptible.

Se trata de un robot llamado Sanbot Max, el cual es un inspector de aduanas electrónico utilizado en la Aduana de la Bahía de Shenzhen, el cual realiza tareas como informar sobre mercancías prohibidas, detecta alimentos, radiaciones, temperaturas elevadas, hace reconocimiento facial, además cuenta con multilenguaje, características que vuelven más eficiente la labor de inspección en la Aduana.


Según un estudio de la Universidad de Oxford, denominado el Futuro del Empleo, se estima que en un par de décadas el 47% del empleo total en los Estados Unidos desaparezca por la automatización, tendencia que prevalecerá en la región de Norteamérica la cual ha definido su futuro comercial de los próximos años al haberse concretado el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (USMCA por sus siglas en inglés).

En una primera etapa de dicha automatización de las profesiones los empleados del sector logístico, junto con los trabajadores de apoyo administrativo, así como los de mano de obra calificada en industrias, tienen más alto riesgo de ser suplidos por robots y computadoras.

En industrias del sector manufacturero como la automotriz la automatización avanza a pasos agigantados incrementando la rentabilidad gracias a los robots.

En una segunda etapa, en mundo donde el comercio electrónico será el pan de todos los días, las ocupaciones de servicios y ventas tienen altas probabilidades de desaparecer por la automatización, por ejemplo: cajeros, empleados de mostrador y de alquiler, y aunque estas ocupaciones implican tareas interactivas no necesariamente requieren un alto grado de inteligencia social.

Por lo que se prevé que las ocupaciones con alto grado de habilidades creativas y sociales serán las que prevalezcan en el futuro cercano.

Entre los sectores con mayor riesgo para los trabajadores son el manufacturero, el turismo, agricultura, construcción, comercio minorista, transporte, aunque en este último sector el activismo político puede hacer más lento el proceso de la automatización al haber oposición a que se sustituya a los choferes por unidades inteligentes que no requieran un conductor.

Fuente e información: T21

Notas Relacionadas

Leave a comment