Estímulos fiscales, positivo en la franja fronteriza de México

Estímulos fiscales, positivo en la franja fronteriza de México

Por Lourdes Flores | El Economista

A poco más de nueve meses de que el presidente Andrés Manuel López Obrador arrancó el programa Zona Libre de la Frontera Norte, el impacto en la mayoría de las entidades ha sido positivo, debido al dinamismo económico que presenta, afirmó Domingo Ramos Medina, presidente del Colegio Estatal de Economistas de Baja California.

En actividad industrial, la frontera norte es la única región que dibuja una tendencia contraria a la dinámica negativa del país. De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en junio de este 2019, la actividad industrial de México cayó 2.9% a tasa anual real, registrando ocho disminuciones al hilo.

La frontera norte, beneficiada por el programa de la zona libre, tomó otra dirección, ya que presentó un año con crecimientos en dicho indicador (en el sexto mes fue de 2.3%); de hecho, sólo Coahuila exhibió un retroceso.

Mientras en el acumulado del primer semestre, sólo está región exhibió aumentos anuales en todos sus integrantes; Chihuahua (6.3%), Baja California (3.8%) y Nuevo León (3.3%) se ubicaron en el top 10.

Con cifras al primer trimestre, entre las seis economías más dinámica del país se colocaron Nuevo León (3.3% a tasa anual desestacionalizada), Chihuahua (2.7%) y Baja California (2.5 por ciento).

En captación de Inversión Extranjera Directa en la primera mitad del año, según reportes de la Secretaría de Economía, Nuevo León fue el tercer estado con mayor atracción de capital (1.171 millones de dólares), Chihuahua el sexto (763 millones), Coahuila el octavo (721 millones) y Baja California el noveno (637 millones).

“Hemos visto que en la actividad económica de Baja California ha habido un crecimiento por encima del promedio nacional en el Producto Interno Bruto. Si vemos a las entidades de la frontera, en su gran mayoría tienen un comportamiento en números positivos, pequeños, pero por arriba del promedio nacional”, comentó Ramos Medina.

Gran parte de dicho dinamismo, dijo, se debe al programa de estímulos fiscales, donde más de 50% de las empresas ha logrado adherirse a la zona libre de Baja California.

Indicó que otras variables que apuntalan este crecimiento son la inversión y la dolarización de la economía. “Al haber consumo y demanda agregada, esto impulsa a la producción y el empleo y se genera un círculo de bienestar”.

Explicó que si bien la actividad económica ha evolucionado en la frontera norte, “quizá no a los niveles esperados porque el país está en un contexto de desaceleración”.

La aplicación de la zona libre empezó desde el primer día del 2019 en los 43 municipios fronterizos con Estados Unidos. Entre los beneficios que otorga el programa, destacan la reducción del pago del Impuesto al Valor Agregado a 8% y del Impuesto sobre la Renta a 20%, el incremento del salario mínimo regional al doble y la homologación del precio de combustibles con los de la Unión Americana.

Continúa: El Economista

Notas Relacionadas

Leave a comment