Brasil confía en 2021 como el gran año para el comercio exterior del país

Brasil confía en 2021 como el gran año para el comercio exterior del país

El 2021 será el año del comercio exterior de Brasil, gracias a una serie de acciones e iniciativas que se realizaron entre 2018 y 2019 y que cuando estén maduras, en un máximo de dos años, dejarán los productos brasileños más competitivos en el mercado internacional, con menos costes, informaron fuentes del sector.

El presidente de la Asociación de Comercio Exterior de Brasil (AEB), José Augusto de Castro, en la abertura del Encuentro Nacional del Comercio Exterior (Enaex), en Río de Janeiro, dijo que actualmente, la competitividad brasileña se resume a los negocios específicos con Argentina y otros países de Sudamérica.

«Necesitamos pensar en mercados como Europa, Estados Unidos y China. En 2021, la reducción de costes viabilizará la exportación de productos manufacturados de Brasil. Para las materias primas, significa más competitividad», explicó Castro.

Según él, la reforma laboral, la de la Seguridad Social y la tributaria, además de las privatizaciones y las concesiones de infraestructura, así como el acuerdo para facilitar el comercio, son factores que cuando estén maduros, provocarán una fuerte reducción de costes.

«Esto hará con que el número de exportadores aumente y el valor de las exportaciones también. Brasil volverá a ser un participante del mercado internacional efectivo, y no apenas simbólico, como es hoy. Nuestra participación es del 1,2% en el mercado mundial, aunque ya fuimos el 2,5% o el 3%. Es un regreso al pasado», comentó.

Para Castro, el comercio exterior brasileño cerrará 2019 con números por debajo de su capacidad, debido a una caída tanto en las exportaciones como en las importaciones. «Es un año malo. Cayó mucho la exportación, cayó la importación, cayó el superávit…todo fue mal», comentó.

«Las importaciones cayeron menos, alrededor del 1%, por un ligero crecimiento del mercado interno, aunque el año que viene, creemos que el superávit caerá todavía más porque si hay un crecimiento del mercado interno del 2%, habrá un aumento de las importaciones. Esto hará que el superávit comercial sea menor. Para las exportaciones, la tendencia es que sean como este año», agregó.

El presidente de la AEB explicó que entre los productos manufacturados, el sector automotor fue muy castigado por la crisis económica en Argentina, principal destino de las exportaciones de vehículos brasileños.

«No hay un mercado alternativo. El mercado del sector automotor en Brasil es Argentina.Cuando no hay una alternativa, hay una caída muy fuerte como está sucediendo este año. El año que viene debe estabilizarse, aunque no significa que haya un crecimiento. Entre 2017 y ahora, las exportaciones a Argentina cayeron un 50%. Es mucha cosa, perdimos unos 350.000 empleos con Argentina, por la crisis», finalizó.

Fuente e información completa: América Economía

Notas Relacionadas

Leave a comment