China quiere ampliar el comercio con México (pese al COVID-19)

China quiere ampliar el comercio con México, pese al COVID-19

Por Gerardo Yong | Alto Nivel

Tal y como está la situación en la actualidad [sobre todo por el coronavirus], el empresario mexicano está lleno de pánico respecto a China, en lugar de buscar medios para transformar ese temor en una fortaleza que le permita ingresar a un mercado que requiere innumerables productos de nuestro país. Conforme la tecnología se imponga a las barreras burocráticas, no solo se incrementará el flujo comercial, sino que será un exponencial de crecimiento.

China ha hecho un nuevo llamado para intensificar el comercio con México, dejando atrás trámites engorrosos que habían desanimado a los empresarios chinos. Durante su participación en el Día de China, realizado en la Secretaría de Economía el 13 de enero pasado, el embajador de China en México, Zhu Qingqiao, dijo que su país quiere trabajar de manera más estrecha con el nuestro para intensificar el comercio con México. “China cuenta con planes para acelerar la inversión en México en sectores estratégicos como petroquímica y sustentabilidad energética”.

Aunque el diplomático asiático parece revelar una estrategia comercial y de inversión más abierta y fluida en tierras aztecas, en realidad es resultado de gestiones efectuadas desde que se anunció la victoria presidencial de Andrés Manuel López Obrador. En agosto de 2018, el entonces embajador chino Qiu Xiaoqi fue el primero de los diplomáticos que fue recibido en la entonces “casa de transición” de López Obrador.

Con López Obrador, China ha percibido un mejor ambiente de inversión, después de varios traspiés que recibió de gobiernos anteriores, principalmente con el de Enrique Peña Nieto. Durante su sexenio, Peña Nieto propinó dos fuertes golpes a la inversión china al cancelar la instalación del Dragonmart en 2015 y el tren de alta velocidad Querétaro-México en 2017.

Durante 2019, China comenzó a moverse más ágilmente para colocar capitales en México. Puebla es un ejemplo claro. En agosto del año pasado, la empresa Minghua asignó 633 millones de pesos para la construcción de una planta automotriz, cuyos principales clientes serán las alemanas BMW y Volkswagen. Minghua proveerá de plásticos a las armadoras desde su planta de Huejotzingo.

Zhu Qingqiao señaló que las reuniones con las autoridades de la República Popular China tienen como objetivo reducir el desbalance comercial que tiene México con el país asiático, puesto que nuestro país importa equipo de cómputo, telefonía y diversas mercancías, y México exporta a China, sobre todo, piezas automotrices. Agregó que se trabajará con las autoridades chinas en proyectos relacionados con comercio, inversión y desarrollo.

Por su parte, el embajador de México en China, José Luis Bernal Rodríguez, agregó que actualmente se encuentran motivando a empresas mexicanas para que se acerquen a los dos bancos chinos que operan en México: el Banco de China (Bank of China) y el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC, por sus siglas en inglés). “Tienen buenas reservas. Están aquí para apoyar la inversión y respaldar algunas operaciones de comercio. Son un complemento muy importante con sus tasas de interés para el financiamiento de empresas mexicanas”.

Estas instituciones financieras ya están apoyando diversos proyectos en México en distintas ramas productivas, entre las que sobresalen energía, electrónica, electrodomésticos e infraestructura. De hecho, ambos bancos participan en el financiamiento de 600 millones de dólares para la refinería de Dos Bocas, en Tabasco. Sin embargo, bancos de otras naciones también están involucrados.

Fuente e información completa: Alto Nivel

ASESORÍA EN COMERCIO EXTERIOR

Grupo Beristain

Escríbenos: info@beristain.com

Notas Relacionadas

Leave a comment